¿Cómo se empieza a emprender? ¿Cuáles son los primeros pasos? ¿Y los imprescindibles para empezar a vender? En este post te cuento cómo emprender paso a paso.

Emprender tiene muchas cosas buenas y otras que no lo son tanto. Esas cosas no tan buenas suelen formar parte de la incertidumbre que sufrimos los emprendedores ya que no sabemos cómo proceder, cómo hacer las facturas, cuánto cobrar, qué trámites burocráticos necesitamos, cómo actuar ante un impago… y muchas cosas más. Y estas cosas no sabemos hacerlas porque nadie nos ha enseñado y es normal tener miedo, dudas y muchas preguntas.

En este post quiero contaros los pasos que seguí (con correcciones de experiencia incluidas) en mi emprendimiento real. En mi caso mi idea de negocio se fraguó en un mes y alguna que otra nota en el Keep (las servilletas pasaron de moda) y me lancé un poco a la piscina, con muchas ganas y muchas preguntas. Tras dos años emprendiendo y beneficios en los dos primeros años me siento muy feliz y orgullosa de mi emprendimiento y quiero compartir contigo, que estás leyendo esto, lo que me hubiera gustado saber el día que decidí emprender.

1. Define tus objetivos: ¿qué quieres conseguir al emprender?

Lo primero que debes preguntarte cuándo decides emprender es el motivo por el que vas a emprender y cuáles son tus objetivos. No es lo mismo emprender creando un blog con enlaces de afiliación para tener unos ingresos extras que emprender como única fuente de ingresos.

En mi caso decidí emprender a un todo o nada, y creo que en el emprendimiento la actitud es primordial: sueña alto, pero con los pies en la tierra. ¡Y no sola sueña! Ve realizando acciones poco a poco para cumplir todas tus metas y expectativas.

Cuando tengas claro tu por qué y tus objetivos, escríbelos en papel y firma un contrato contigo mismo. Te recomiendo que aterrices al máximo esos objetivos, yo te recomiendo la forma de crear objetivos SMART.

2. Detalla tu idea de negocio

Una vez que has decidido emprender tienes que pensar el cómo, cuál va a ser tu idea de negocio. Para ello hazte algunas de estas preguntas:

  • ¿Qué sabes hacer?
  • ¿Qué habilidades o conocimientos tienes?
  • ¿Qué te gusta hacer? Ya sabes que… «ten un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida».
  • ¿Qué dicen tus amigos que se te da genial? ¿Qué «favores» siempre te piden?
  • ¿Qué tipo de horario te gustaría tener?
  • ¿Cuánto te gustaría ganar o cuánto necesitas ganar al principio para sobrevivir?
  • ¿Vas a emprender sólo o acompañado?
  • ¿Qué necesitas para emprender? Tecnología, espacio, partners, colaboradores, inversión, conocimientos…
  • ¿Qué vas a aportar que tu competencia no tenga actualmente?
  • ¿Cómo vas a conseguir tus primeros clientes?

Hazte todas esas preguntas y más, pero tampoco le des muchas vueltas. Yo creo firmemente en el poder de la acción, de hacer las cosas cuándo estás motivado y esperar a «el momento perfecto» o a tener la «suficiente experiencia» o por cualquier otro motivo solo va a hacerte retrasar tu emprendimiento, tu negocio y tu forma de vida.

Pregúntate especialmente qué te gustaría hacer qué sepas hacer bien y que la gente necesite.

Cuando tengas estas tres cosas claras, coge un folio en blanco y empieza a apuntar ideas. Compártelas con tus allegados y pide feedback sobre qué opinan. 

3. Realiza una investigación de mercado y público objetivo

Hasta ahora has analizado qué te gustaría hacer y cómo puedes ayudar pero… ¿a quién vas a ayudar? ¿Quién es el público objetivo al que te diriges y va a interesarte tu producto o servicio? ¿Cómo está el sector en el que te quieres introducir? ¿Quiénes son tus principales competidores?

Es muy importante que analices tres cosas:

Analiza tu sector con un DAFO

El análisis DAFO se centra en buscar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu negocio respecto al sector, el momento, la competencia… Te ayudará a tomar consciencia de la realidad y ver tus puntos débiles pero también aquellos que te posicionan frente a tus competidores.

Haz benchmarking o estudia a tu competencia

Es importante que analices y observes los productos, servicios y procesos de trabajo de tus competidores, qué hacen bien y por qué destacan o su marca va viento en popa. Se trata de que observes aquellas buenas prácticas pero también aquellos puntos débiles que tú puedes mejorar.

¿Cómo hacer benchmarking?

  • Crea un listado de las empresas que vas a analizar. También puedes centrarte en servicios o productos específicos y no en una marca entera.
  • Recoge toda la información sobre las empresas seleccionadas. Te recomiendo que crees un excel con los aspectos clave en los que tengas especial interés, por ejemplo: rangos de precios, país en el que operan, RRSS en las que tienen presencia, página web, tiempos de entrega…
  • Analiza y compara toda la información recopilada. Extrae conclusiones y mira cómo pueden afectar a tu marca.
  • Implementa los resultados en tu marca o crea un plan estratégico de qué buenas prácticas te gustaría adoptar en tu marca.

Define tu público objetivo

No hace falta escribas una tesis pero sí es importante que sepas a quién te diriges para saber cómo debes dirigirte y dónde encontrar a estas personas, posibles clientes de tu negocio. Si estás un poco perdida puedes leer nuestro post sobre las diferencias entre público objetivo, cliente ideal y buyer persona  o, directamente descargar nuestra plantilla gratuita para crear tu público objetivo.

4. Analiza tus recursos disponibles antes de emprender

Ya empiezas a tener definida tu idea de negocio pero, ¿puedes hacerla realidad? Es imprescindible que sepas con qué recursos cuentas para emprender: económicos, materiales, físicos, talento… y si son suficientes para empezar con tu negocio.

Para ello te recomiendo que crees un excel con gastos iniciales y gastos mensuales durante el primer año. Al emprender deberías contar con un ahorro que te permita cubrir, como mínimo, los gastos iniciales y los de los primeros seis meses de tu negocio.

Eso sí, ten en cuenta que quizás puedas contar con ayudas económicas, subvenciones, créditos, préstamos… que puedan ayudarte a cumplir tu sueño. En mi caso solicité una ayuda a la Comunidad de Madrid para la inversión inicial del negocio (que cobré más de un año después), solicité la compatibilidad de la prestación de desempleo con los nueve primeros meses como autónoma y la cuota reducida del pago de autónomos.

Te recomiendo que revises: subvenciones estatales, subvenciones de tu CCAA, subvenciones de tu ayuntamiento y subvenciones, ayudas o premios de empresas privadas (bancos, asociaciones…)

5. Hazlo legal: los trámites burocráticos al emprender

Uno de los pasos que te ayudarán a que te esfuerces cada día para lograr tus objetivos es hacerlo oficial, o legal, como prefieras llamarlo. Seguro que conoces a muchas personas que llevan años «haciendo trabajitos» sin darse de alta como autónomos, pero no te lo recomiendo para nada ya que será una barrera para crecer y además ¡es ilegal!

Para esta parte te recomiendo que solicites información a alguna asesoría de confianza, ¡de mucha confianza! A mí la primera me la liaron… y pude haberme metido en problemas muy gordos.

Algunas de las cosas que debes tener en cuenta:

  • Consolidar legalmente el negocio: SL o autónomo. La primera te llevará más tiempo y gastos, la segunda necesitarás el certificado digital y paciencia. Yo te recomiendo que lo delegues en una asesoría fiscal y contable.
  • Registrar el nombre, marca,  patentes o propiedad intelectual. Te lo recomiendo firmemente, puedes solicitar información a una abogada de confianza o hacerlo tú mismo en la OEPM.
  • Sacar los permisos necesarios en el caso de tener un local comercial.
  • Contrata una empresa de protección de datos.
  • Si vas a contratar a alguien, necesitarás una asesoría laboral y darte de alta como empresario/a.
  • Ten en cuenta todos los pasos y orden para pedir subvenciones, ayudas y demás.

Estos son solo algunas opciones, dependerá de tu tipo de negocio y dónde vivas para saber con exactitud todos los trámites que debes realizar.

6. Crea tu imagen de marca

¡Empezamos con la parte divertida! Es fundamental que confíes el diseño de tu marca en profesionales. ¡Como nosotros! Te saldrá más barato tener algo listo desde el principio que ir haciendo parches con el tiempo. Algunos de los elementos que necesitarás para empezar con tu negocio son:

  • Naming: nombre de marca o marca personal.
  • Claim o eslogan. La frase clave que defina tu negocio, con gancho.
  • Logo y manual de marca. Define tu imagen corporativo, colores de marca, tipografías, iconos, elementos gráficos…
  • Elevator pitch o discurso. Prepara qué vas a vender, cómo vas a definir tu marca. (Te prometo que depende qué tipo de negocio es complicado de explicar a tus abuelos…)
  • Página web. Te recomiendo que desde el principio tengas una web, aunque sea básica o one page. Será el escaparate digital de tu negocio, tu casa virtual.
  • Redes Sociales. Define en qué redes sociales vas a tener presencia, cuáles van a ser tus objetivos y qué tipo de contenido vas a aportar.
  • Tu tono de comunicación. Unifica el tono en todos los elementos de tu marca como los textos de la web, redes sociales, página de ventas, newsletter, blog corporativo… y adaptalo cuando sea necesario.
  • Tarjetas de visita. Siguen siendo clave para cerrar relaciones.

Estas son solo algunas de las cosas importantes que debes tener en cuenta sobre tu imagen de marca. En CoMsentido te ayudaremos a crear tu imagen de marca desde el inicio hasta el final.

7. Lanza tu Mínimo Producto Viable (MPV)

Vale, estás empezando a desarrollar todos los elementos de tu negocio pero es importante que empieces a vender desde el minuto uno. No importa si tu web sigue en construcción o si apenas tienes 40 seguidores en RRSS. ¿Qué vas a vender? ¿Qué necesitas para salir al mercado?

Define ese primer MPV que te ayude a conseguir los primeros ingresos, muy recomendable que sean recurrentes.

¿Cómo empezar con tu MPV?

Se trata de lanzar tu primer producto o servicio en el menor tiempo posible y optimizando al máximo los recursos para poder empezar a ingresar dinero pero también para aprender y descubrir lo que tu cliente necesita realmente.

  • Conoce a fondo a tu cliente (en principio ya lo debes tener hecho en este punto).
  • Analiza a tus competidores (también está superadísimo).
  • Crea tu MPV.
  • Lanza tu MPV.
    • Diseña una landing page
    • Realiza pruebas A/B.
    • Comparte vídeos, imágenes y otra información sobre tu MPV.
    • Si lanzarlo tiene grandes costes, puedes apoyarte en plataformas crowfunding.
  • Analiza los resultados.
    • Testea a tus clientes.
    • Haz entrevistas.
    • Pregunta y vuelve a preguntar.
  • Aprende de los datos obtenidos y mejora el producto.

Lo importante es que lances algo al mercado, no que sea tu mejor versión.

8. Empieza con tu primera estrategia de Marketing

Sí, el marketing llegará a tu vida al emprender y te acompañará siempre. Y si no lo hace, mal vamos. Es importante que desde el inicio destines una partida de tu presupuesto al marketing de tu marca. Según tu tiempo, conocimientos y recursos deberás definir tu primera estrategia de marketing que deberá responder a:

  • Cómo vas a conseguir tus primeros clientes.
  • Cómo vas a llegar a tu público objetivo.
  • Cómo te vas a dar a conocer.
  • Qué mensaje quieres trasladar.

Ideas para desarrollar tu plan de marketing

Ten en cuenta que marketing no es únicamente digital, también puede ser presencial, físico, a la antigua usanza.

Hay muchísimas ideas que serán mejores o peores según tu marca y también según tu presupuesto. En CoMsentido podemos ayudarte a crear tu estrategia de marketing.

9. Fomenta el Marketing del boca a boca

Ten claro que el marketing del boca a boca o marketing de afiliación es una de las mejores formas para captar clientes. Llegar a una marca o empresa a través de la recomendación de una persona en la que confías, ya hace que estés un poco más cerca de confiar en ella.

Por eso es imprescindible que todo el mundo sepa que has emprendido, y no solo eso, que sepa qué hacer, cómo ayudas con tu emprendimiento.

Cuéntaselo a tu familia, a tus amigos, a tus antiguos compañeros de trabajo, conocidos, enemigos, vecinos… a todo el mundo. Y te doy un consejo extra, si además de contárselo les das algo como un bolígrafo personalizado bonito, un tríptico en el que expliques tus servicios o un imán para su nevera… ¡tendrás más posibilidades que se acuerden de ti! Para contratarte ellos o para recomendarte a potenciales clientes tuyos.

10. Deja huella y fideliza a tus primeros clientes

Vale, pongamos que ya has conseguido a tus primeros clientes, posiblemente referidos por conocidos. ¡Es momento de dejarlos con la boca abierta! Esfuérzate al 100% de ofrecer el mejor servicio o producto pero también la mejor atención preventa y post venta. Un cliente puede pasar a ser un «afiliado» de tu marca sin comisión, ¡así que no escatimes en detalles!

Algunas ideas que yo misma realicé al emprender para fidelizar y dejar huella en los primeros clientes son:

  • Entregar un welcome pack personalizado y acorde a tus valores.
  • Enviar una encuesta de satisfacción / valoración al finalizar el servicio.
  • Solicitar recomendaciones en tu ficha de Google My Business, para tu web o en tus redes sociales.
  • Premiar o agradecer con un descuento inicial o en la próxima contratación.

Pero sobre todo, ofrecer lo mejor de mí.

11. Relaciónate, potencia el Networking

Siguiendo en la línea que quién mejor te va a recomendar es alguien que ya te conoce, potencia al máximo el networking, online y presencial (cuando sea posible). Asiste a eventos, únete a grupos de networking, participa en mentorings grupales, introdúcete en grupos de facebook de tu sector… busca la forma de conseguir aliados y relacionarte con otros emprendedores.

12. Humaniza tu marca

Llegamos al final… y es posible que durante todo este tiempo hayas estado tan centrada en «dar vida» a tu negocio que se te ha olvidado presentarte, dar la cara. No olvides que a las personas nos gusta tratar con personas así que no tengas miedo a ser visible, a ser tú y a mostrarte como tal. Te ayudará a humanizar a tu marca y a conectar con tus potenciales clientes. Algunas ideas:

  • Sal en las historias de Instagram.
  • Escribe newsletter periódicas.
  • Ten un blog corporativo activo. Aquí tienes algunas ideas de contenidos para tu blog.
  • Estate activo en tu perfil personal de LinkedIn.
  • Realiza webinars o talleres en directo.

13. Haz crecer tu negocio

Y por último… ¡sigue creciendo! Pero de esto, hablaremos en otro momento.

 

¿Tienes alguna duda sobre el emprendimiento? ¿Quieres más información sobre algún tema? Escríbenos en los comentarios, contacta con nosotros o ven a nuestra masterclass en directo en la que te contaré mi experiencia emprendiendo. ¡Te esperamos!

 

Calendario_Social-media-2022

Descarga gratis el Calendario del Community Manager 2022.

Descargar