¿Tu negocio es clientecéntrico? Convierte a tu cliente en el protagonista de tu web con 5 claves de copywriting ✅

Si tu negocio no es cliente céntrico, entonces tienes un problema.

Y cuando te hablo de protagonista de tu negocio online me refiero también al eje central sobre el que gira tu página web, que es como tu hogar en internet. Para que no haya malentendidos, cada vez que escribas desde este mismo momento tienes que tener en tu mente un rostro. Yo te animo a que le pongas nombre y todo. El mío se llama Sergio, pero eso es una larga historia.

El problema que encontré con 13 años: mi primer fracaso con un blog

De pequeño siempre era el niño nuevo de todas las ciudades, el único lugar donde me encontraba cómodo —e incluso con identidad real— era en internet. Me pasaba todo mi tiempo libre en foros de videojuegos. Me encantaban y me ayudaban a sentirme aseguro. Así que un mes de agosto en el que me acababa de mudar y no conocía a nadie de mi nueva ciudad, decidí abrir un blog de esta temática. Creo que por aquel entonces tendría unos 12 años. Era el verano justo de antes a entrar en el instituto. Recuerdo que cuando publiqué mi primera entrada me sentí la persona más plena de este mundo.

Como te puedes imaginar, este blog fue un fracaso. Seguro que la edad y mi habilidad a la hora de escribir afectaron, pero yo estaba empeñado en que habría algo más. Constante lo era un rato. ¡Escribía allí todos los días! De hecho, estoy convencido de que mi disciplina con los negocios digitales se fraguó allí. Pero nunca encontré un motivo, hasta ahora. Cuando miro hacia atrás sé que gustaba a pocas personas porque hablaba de videojuegos y no a los jugadores de videojuegos. Un detalle que parece sin importancia, pero que lo cambia todo.

Clientecéntrica: haz a tu cliente protagonista de la web de tu negocio

 Como todos los blogs que arrancan cuando el propietario es solo un niño, murió pronto. Al ver que no obtenía los resultados que imaginaba, lo olvidé poco a poco. ¿Lo más importante de esa etapa? Descubrí un término que me cambió la vida: clientecéntrico.

 A mí el marketing digital cada día me interesaba más e intentaba leer contenidos relacionados con el tema, a pesar de que en ese momento no tenía nada abierto, hasta los 16 años. Con esa edad abrí un proyecto que me acompañaría durante los 9 siguientes y que se convirtió en mi principal currículum con las empresas con las que he trabajado.

Se trataba de un blog sobre literatura, pero con la diferencia de que yo tenía también conocimientos en marketing digital. Así que además de utilizarlo para maximizar sus resultados, también me permitía preparar campañas con editoriales. Además, esta vez lo tenía claro. Yo no abría un proyecto de literatura, sino para lectores. Ese matiz que lo cambia todo y que ponía al cliente como protagonista. En un par de años conseguí que el canal de YouTube que acompañaba al blog llegase a los 15.000 suscriptores. El resto de la historia me ha traído hasta aquí.

El secreto para conseguir muchas más conversiones

Cuando comencé a trabajar como copywriter emprendedor me percaté de que era cierto. Colocar al cliente como protagonista de tu página web es clave para aumentar el número de conversiones. Y de hecho, creo que decir clave es quedarse corto. Es la razón por la que muchos consiguen a clientes y otros tantos se quedan esperando a que les llamen a la puerta digital. Palabra de copy.

En este artículo te quiero contar 5 decisiones que puedes tomar para que tu cliente se sienta como en casa en tu página web.

Las 5 claves para que tu cliente sea el protagonista de tu web

 Si sigues por aquí es que estás dispuesto a convertir tu página web en un espacio donde tu cliente sea tu protagonista.

Conviértete en el mayor experto sobre tu cliente

 Sea cual sea tu negocio, este paso es imprescindible. Da igual que vendas manzanas, ordenadores de alta tecnología o casas en California. Necesitas saber quién es tu cliente. De hecho, necesitas conocerlo todo sobre él.

 ¿Te suena el nombre de Joe Sugarman? Es uno de los copywriters más reconocidos de toda la historia y siempre que da un consejo empieza por este: eres la persona que más puede conocer a tu cliente. ¡Aprovéchalo!

A veces se habla de escribir para persuadir como si no hubiera una persona al otro lado a la que hubiera que conquistar. Para ello es fundamental que la conozcas al dedillo para saber qué decirle en cada momento. Piensa en ello como si fuera una cita. ¿Verdad que intentas encontrar temas de conversación que interesen a la otra parte? Aquí es lo mismo. Solo que el cliente es todavía más egoísta. Solo le importa él y no te concederá ni un metro.

Conviértete en el mayor experto de tu cliente para saber qué necesita en cada momento y ayúdale a tomar la decisión que más le favorezca.

Olvídate del yo y elige siempre el tú

 ¿Alguna vez te has fijado en las ganas que tienen muchas páginas web de mirarse el ombligo? Están tan concentradas en contarte lo buenas que son que se olvidan de ti. Y aunque no sea consciente de ello, el cliente lo nota. Y si tiene que elegir entre quien tiene el síndrome del espejo y otra que le haga sentirse protagonista, lo tiene claro.

Si quieres que tu web sea clientecéntrica, cualquier texto tiene que estar orientado a contarle al cliente cómo le ayudarás. O como decía una antigua compañera de trabajo, «tú mete todos los tú que puedas en el texto, que eso les mola».

Uno de los primeros consejos que siempre les doy a mis clientes es que transformen todos sus textos en una pequeña propuesta para su cliente. Cada palabra tiene que contar cómo podrán ayudarles.

La promesa inicial manda

 ¿Crees en el amor a primera vista? Cuando se trata de hacer negocios, yo sí que lo hago. De hecho, con tanta fuerza que me empeño siempre en que mis clientes se vistan de gala para que surja la magia nada más conocerse. Como se suele decir, solo tienes una oportunidad para generar una primera impresión. Está en tu mano decidir cómo quieres que sea. Si de mí dependiera, te diría lo siguiente:

Tu cliente tiene que saber cómo le ayudarás desde el momento en el que ponga un pie en tu página web. Esa es la función del titular de tu página de inicio. El titular es esa frase más grande de la Home a la que se dirigen los ojos nada más entrar. Su importancia es radical. Ese es el momento en el que tienes que decirle a tu cliente que puedes ayudarle.

¿Cómo? Con todo lo que has aprendido en el primer punto. Conoces a tu cliente. Sabes cuál es su problema. ¡Atácale con ganas de ayudarle! Si desde el primer instante el cliente siente que está en el lugar adecuado será mucho más fácil que después se convierta.

Los textos de tus servicios deben orientarse a cómo ayudar al cliente

 Después de todo lo que te he contado sobre cómo redactar tus textos, lo que te quiero contar aquí ya es evidente. Todos tus servicios tienen que contar cómo le ayudarán a él. Cuando trabajo con mis clientes a esta situación lo llamo rizar el rizo. Estoy convencido de que tienen que pesar que soy muy pesado, pero siempre les pido que piensen más allá. Te lo voy a contar con un ejemplo, que siempre es más fácil.

Imagínate que estoy trabajando con un cliente que vende un servicio de posicionamiento SEO, ¿vale? Lo más habitual es que cuando analice sus textos por primera vez me encuentre algo como aparece en los primeros resultados de Google. Ahí es donde siempre le señalo al cliente que necesita rizar el rizo. ¿Sabes por qué? Porque el cliente no quiere aparecer en los primeros resultados de Google, sino que quiere los beneficios de ese hecho. Y eso es lo que tú le tienes que vender a él.

Tu beneficio no es aparecer en los primeros resultados de Google, sino aumenta tu visibilidad para impulsar tus ventas. Siempre tienes que rizar el rizo.

Tu sobre mí habla de ti, pero quiere conectar con tu cliente

 Esta es una de las partes que siempre lleva más trabajo. Y es más que complicado redactarlo. Si te soy sincero, yo ahora estoy renovando mi página web y todos los apartados en los que hablo de mi mismo son los que más me cuesta escribir. Ojalá alguien nos hubiera enseñado a valorarnos de manera profesional en el colegio, instituto o universidad, ¿verdad?

Tu apartado sobre mí es uno de los más importantes de tu web. Siempre está entre los 3 sitios más visitados de cualquier página. Con esa responsabilidad tienes que trabajarlo bien. El problema es que la mayoría de las personas lo trabaja mal:

  • O habla solo de su cliente.
  • O habla solo de sí misma.

Pero es que la única manera de que esto tenga resultados es hablar de ti mismo mientras le cuentas al cliente cómo le ayudarás. Ahí está el reto. Lo primero de todo es que sí que tienes que hablar de ti mismo. Ahora se está poniendo de moda construir páginas de sobre mí que parecen la secuela de las páginas de venta. No caigas en este error.

Cuando tu cliente pulsa en esta página lo hace porque quiere conocer tu historia. Empatizar contigo puede ser el motivo por el que decida contratarte.

Por otro lado, si sabes que te va a leer con mucha atención no puedes desaprovechar esta oportunidad para explicarle cómo le ayudarás. Tu reto es utilizar tu propia historia para aportar valor. ¿Estás preparado para ello?

Por ejemplo, en mi página de sobre mí yo hablo de los 3 grandes errores de mi vida y de cómo me han movido a nivel profesional. Enlazo cada uno de ellos con mis servicios y trato de crear una historia que enamore.

PD: En tu sobre mí siempre tienes que contar algún fracaso. Te humaniza y te ayuda a conectar.

Bonus: omnicanalidad y tu voz en todas las redes sociales

Cuando hace unos años me enfrenté a mi Trabajo de Fin de Grado en la Universidad, mi tutora fue tan pesada con ello, que ahora lo soy yo con todos mis clientes. Aunque no sea copywriting puro y duro, sí que trata de colocar al cliente en el eje de la comunicación.

La omnicanalidad es un concepto que se refiere a que el cliente tiene que disfrutar de la misma experiencia con la marca, con independencia del lugar por el que interactúe con él. Y aunque parezca mentira, a efectos de comunicar muchas marcas y emprendedores fallan aquí.

A veces en su web te hablan con un tono irónico que se vuelve más aburrido que las piedras en sus redes sociales o viceversa. Cualquier texto que escribas es copywriting. Siempre tiene que haber una estrategia detrás. Un objetivo en mente.

Cómo trabajar para transformar tu página web en clientecéntrica

 Si has llegado hasta este punto del artículo, que sepas que tienes bastante adelantado. La clave es ser consciente de que tu cliente tiene que ser el protagonista y empezar a trabajar a diario para conseguirlo. Lo que te quiero pedir es que no cometas el error que tuve yo cuando me enteré de todo esto. Quise transformar la página en un solo día y eso es un suicidio para tu creatividad.

Mira, ahora mismo tienes un negocio que funciona bien. Por lo que estos pequeños consejos aumentarán todavía más su desempeño. Despacito y con buena letra, como decía mi abuela. A partir de ahora redacta todos los textos nuevos pensando en el cliente. Con los antiguos trabaja poco a poco y transfórmalos de manera escalonada hasta que toda tu página web tuviera a tu cliente como protagonista.

Con estas 5 claves (y el bonus) podrás trabajar tus textos para que tengan al cliente como protagonista y así aumentar tu número de conversiones. Prueba a ponerlos en marcha y fíjate en cómo cambian los resultados.

El invitado de hoy es…

¿Nos presentamos? Soy Carmelo Beltrán, un copywriter profesional que ayuda a otros negocios a vender más a través de estrategias construidas sobre una escritura que conquiste a los clientes. Vaya, un friki de las palabras y del marketing que disfruta con un café tanto como poniéndose delante de su teclado.

Calendario_Social-media-2022

Descarga gratis el Calendario del Community Manager 2022.

Descargar