¿Tienes en mente realizar una estrategia en RRSS pero no sabes cómo empezar? Sigue leyendo este post en el que te damos pasos para que puedas empezar tu estrategia online con buen pie en negocios turísticos, especialmente en el caso de hoteles. 

Las redes sociales se han convertido en una herramienta muy útil para las empresas que tienen un negocio, ya que de esta manera pueden ampliar su cartera de clientes, pueden ganar mucha visibilidad o incluso pueden crecer a nivel empresarial. Por eso es importante tener una buena estrategia pensada para ir creciendo día a día, a largo plazo.

Hay que tener en cuenta que, aunque tengamos un hotel que vive de la temporada y que parte del año está cerrado; no podemos olvidar las redes sociales durante todos esos meses ya que la decisión de compra de nuestros clientes es posible que sea durante los meses que tenemos cerrado. 

Hay diferentes tipos de estrategias según tus objetivos como podrían ser de incrementar el número de seguidores, una estrategia basada en la competencia una de posicionamiento. Pero antes de hablar de objetivos, aquí os dejamos los 4 primeros pasos para empezar tu estrategia online. 

 Identifica quién es tu público objetivo 

El público objetivo son las personas a las que nos dirigimos, es decir, el grupo de personas que cumplen unas características determinadas (como edad, sexo, perfil geográfico o demográfico…) que encajan a la perfección para adquirir nuestro producto o para ser clientes de la empresa. 

Si, por ejemplo, nuestro perfil de cliente la mayoría son ingleses los posts que vayamos a subir se tendrán que adaptar al idioma y las necesidades del cliente, aunque nuestra empresa esté en otro lugar donde no se hable principalmente este idioma. Tenemos que conocer al cliente y nosotros hacer lo posible para que él nos elija a nosotros en lugar de la competencia. 

Definir a la perfección el público objetivo es muy importante, ya que, si no lo clasificamos correctamente, no cumpliremos los objetivos fijados, y la estrategia no habrá sido útil  

Si tienes más dudas de cómo identificar tu público objetivo, puedes descargar nuestra guía gratuita para identificar público objetivo, cliente ideal y buyer persona. 

Hacer una pequeña investigación de tu empresa y su alrededor

Conocer los puntos fuertes y débiles de tu empresa es imprescindible para elaborar una estrategia correctamente.  ¿Cómo podemos realizar este análisis? Pues nosotros te recomendamos el análisis DAFO (FODA en inglés). Es una herramienta que nos ayuda a definir la situación de la empresa a nivel interno y externo, concretando en los pros y contras de cada ítem.  El DAFO se divide en 4 categorías que son las que forman las iniciales del nombre: 

Debilidades 

Las debilidades se encuentran en el análisis interno, y es donde concretamos las debilidades que tiene la empresa 

Ej. Stenemos un hotel turístico, pero tenemos una limitación de espacio y no podemos tener más de 7 habitaciones, lo clasificaremos como una debilidad ya que es un inconveniente interno de la empresa. 

Fortalezas 

Las fortalezas son las cosas positivas que tiene la empresa internamente, cosas que podemos destacar frente a la competencia y que nos permiten tener una ventaja en el sector. 

Ej. Siguiendo con el ejemplo del hotel turístico, si nuestros empleados hablan como mínimo 3 idiomas cada uno, lo clasificaremos como una fortaleza de la empresa, ya que es un beneficio interno de la empresa 

Amenazas 

Son los contras que tiene la empresa que le provienen del exterior, es decir, son hechos que como empresa no podemos modificar pero que nos afectan negativamente. 

Ej. La situación del COVID ha hecho que la temporada turística caiga en picado. Este hecho, como la empresa no lo puede controlar, lo definiremos como amenaza, ya que la empresa no tiene el control sobre esto.  

Oportunidades 

Las oportunidades son los beneficios que tiene el negocio, pero, que no puede controlar, es decir, son los beneficios de la empresa que le provienen de un entorno ajeno a la marca.

Ej. Si nuestro hotel está situado en una zona que se ha revalorizado y nos permite subir los precios o, por ejemplo, que nuestra competencia directa se haya trasladado a otro lugar o tengan cerrado un año por reformas. 

Análisis de la competencia 

Un factor imprescindible que debemos conocer antes de iniciar una campaña de redes sociales es la competencia. Tenemos que saber quiénes son, cómo actúan, qué hacen y cómo lo hacen para así nosotros adelantarnos o mejorar su contenido y poder liderar el mercado en nuestra zona geográfica. 

Analizar la actitud de la competencia nos dará mucha información de utilidad para saber qué pretendes conseguir y cómo lo quieres lograr. Tenemos que evitar entrar en conflicto con ellos, debido a que nos debemos ayudar mutuamente, para así crecer los dos sin generar problemas. 

Identificar a la competencia nos ayudará a saber que ventaja competitiva tenemos sobre ellos, es decir, el elemento diferenciador de nuestra empresa, qué nos hace diferentes sobre el resto.  

Además, no podemos olvidar hacer benchmarking y fijarnos en aquellas marcas que, aunque no sean nuestra competencia directa, si son de nuestro sector y lo hacen bien. A veces no se puede reinventar la rueda y tenemos que analizar qué diferencia al resto de hoteles o empresas del sector para ver qué posibles necesidades tiene nuestro público objetivo que no hemos sabido ofrecer y otros sí están satisfaciendo. 

Fijar objetivos SMART 

Los objetivos que queremos cumplir con la estrategia en RRSS que vamos a elaborar pueden ser muy diversos, como, por ejemplo: aumentar el número de seguidores, captar nuevos clientes, acercarnos a otro público objetivo, aumentar las ventas en determinados días de la semana… Te recomendamos nuestro post para descubrir los diferentes objetivos para tus publicaciones en RRSS.  

Eso sí, los objetivos para poder lograros, deben ser SMART. ¿Sabéis lo que son objetivos SMART? Los objetivos SMART son los objetivos planteados para poder cumplirse y deben ser específicos (specific), medible (mesurables)alcanzables (archievable), relevantes (relevants) y temporales (timely).

Definir los objetivos SMART es una manera de definir los objetivos para poderlos cumplir como una meta, y nos requiere ordenar y medir el trabajo de una forma sistemática. 

Un ejemplo de objetivo SMART podría ser llegar a 10.000 seguidores en Instagram en 1 año, es específico porque concretamos las cifras exactas que queremos conseguir. Es medible porque podemos medir si lo hemos conseguido o no, es alcanzable y relevante para la empresa y, es temporal, porque tenemos una fecha delimitada de inicio y de fin. 

  

Empezar una campaña de marketing digital no es fácil, ya que debemos tener en cuenta una gran variedad de factores y ser conscientes de que Roma no se construyó en un día.  

Si quieres más información o quieres ayuda sobre como empezar una estrategia online puedes reservar una primera asesoría gratuita con nosotros.    

Calendario_Social-media-2022

Descarga gratis el Calendario del Community Manager 2022.

Descargar